Desayunos saludables con una dieta alcalina

Cómo ya sabéis, el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Es la primera ingesta del día después del reposo diario necesario y por lo tanto nuestro primer repuesto de energía.

Desayunar bien supone una manera de encarar bien el día y la manera de sentirnos vitales y activos todo el día. Haciendo desayunos saludables con una dieta alcalina, además de aquirir fuerzas para todo el día, comeremos de manera saludable y sana, y además nos ayudará a perder peso o en todo caso a mantenerlo.

¿Qué desayunar que sea saludable en una dieta alcalina?

Es muy recomendable hacer una ingesta suficientemente nutritiva y variada, por eso, vamos a poder desayunar cualquiera de estos alimentos:

Infusiones

Las infusiones aportan todas las propiedades que contiene las hierbas de las que están hechas, por lo tanto, podemos escoger entre una gran variedad de infusiones saludables para nuestro organismo. Infusiones rojas, verdes, amarillas… todas sirven. Recordad no hecharle azúcar.

Pan integral tostado

Desde luego que puedes desayunar pan en una dieta alcalina, siempre y cuando sea integral. Puedes almorzar pan integral tostado con rodajas de tomate o tomate huntado, incluso podrías hacerte una rebanada de pan con frutas laminadas.

Fruta y zumos

Las frutas y los zumos son perfectos en una dieta alcalina, y no iban a ser menos para desayunar. Un zumo de naranja te aportará una buena ración de vitamina C ideal para tus defensas y es un alimento desoxidante que te mantendrá joven y radiante.

Si tienes mucha hambre para desayunar, puedes hacerte una maravillosa macedonia de frutas, un auténtico festín cargado de energía y vitaminas.

Avena

Es uno de los cereales que podemos comer en una dieta alcalina. La avena es un cereal muy sano que, preparado adecaudamente, puede ser el complemento en tu desayuno ideal. Asegúrate de que no sea azucarado o tratado, sino será uno de los alimento prohibidos en una dieta alcalina.

Si dispones de una batidora, puedes hacerte un zumo de frutas con avena triturada, fácil de tomar y buenísimo para nuestros propósitos dietéticos.

¿Qué no puedes desayunar en una dieta alcalina?

Una dieta alcalina es una dieta muy estricta y sacrificada, no pasarás hambre, pero deberás desprenderte de muchos alimentos prohibidos.

Olvídate a partir de ya de desayunar: galletas, pan que no sea integral, mermeladas, mantequillas, boyería, boyería industrial, yogures, huevos, embutidos, pastas y pasteles.

Famosas que hacen una dieta alcalina

Son muchas las famosas que siguen una dieta alcalina en su día a día. Al ser una dieta que basa sus comidas en verduras frescas, frutas y granos enteros, permite bajar de peso rápidamente.

Algunas de las famosas que se han subido al carro de dieta alcalina son:

Victoria Beckham

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La ex – Spice Girl y mujer de David Beckham es una usuaria de la dieta alcalina. Antes de empezar con la dieta alcalina había probado otras dietas muy agresivas pero con la dieta alcalina está en un estado físico inmejorable.

Jennifer Hudson

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La famosa cantante estadounidense, protagonista de Dreamgirls junto con Beyoncee, ha perdido 37 kilos gracias a la dieta alcalina. El cambio físico de la artista es innegable.

Alessandra Ambrosio.

famosas dieta alcalinaLa topmodel Alessandra Ambrosio es una de las celebrities que se toma muy en serio su dieta y ha optado por la dieta alcalina. La modelo brasileña debe mantener la línea y la dieta alcalina le proporciona los nutrientes que necesita su cuerpo para mantener ese cuerpo de infarto.

Eva Longoria

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La protagonista de Mujeres Desesperadas y ex pareja de Tony Parker es otra de las famosas que se ha apuntado a la moda de la dieta alcalina. No es inusual verla con batidos verdes por la calle mientras pasea con sus allegados.

Anne Hathaway

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

Otra actriz famosa que cuida su aspecto con una dieta alcalina es Anne Hathaway. La protagonista de la versión cinematográfica de Los Miserables junto a Hugh Jackman también toma batidos verdes siguiendo una dieta alcalina.

Jennifer Aniston

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La famosa Rachel de Friends, Jennifer Aniston es una fiel seguidora de las dietas y se sabe que se ha pasado a la dieta alcalina. A sus 46 tiene una figura envidiable y conservada a base de mucho deporte y dieta alcalina.

Jennifer Garner

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La pareja de Ben Affleck que ha dado vida en la gran pantalla a Elektra, entre otros personajes, también confía en la dieta alcalina para mantenerse en forma. Nadie diría que es madre de 3 hijos.

Jessica Alba

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La polifacética y famosa actriz Jessica Alba, que fue madre en 2008 y en 2011 no deja el cuidado de su figura y salud a cualquier dieta y confía en la dieta alcalina. La joven actriz está en plena forma y es una de las mujeres más deseadas del planeta.

Kirsten Dunst

famosas dieta alcalina
Foto de Flickr

La joven Kirsten Dunst, de descendencia alemana que se dio a conocer con Jumanji también sigue la dieta alcalina. Es muy común verla con batidos verdes muy típicos de este tipo de dieta que basa tu alimentación en verduras frescas y frutas.

Si aún no sabes lo que es una dieta alcalina, aquí encontrarás toda la información que necesitas para empezar hoy mismo con ella.

Beneficios de una dieta alcalina

Si estás buscando los beneficios de una dieta alcalina has caído en el sitio correcto. Sois muchos ya los que cada vez estáis interesados en una dieta alcalina para mejorar vuestro organismo.

Cómo ya sabéis, una dieta alcalina basa su fundamento en que el pH de la sangre es de carácter alcalino y por lo tanto se deberían comer todos los alimentos alcalinos posibles y dejar de banda los alimentos ácidos para tener un equilibrio interior.

Pero bien, ¿cuáles son los beneficios de una dieta alcalina? Al no ser una dieta apoyada por la comunidad científica es difícil hacer una lista de los beneficios que nos aporta una dieta alcalina pero, como cualquier dieta tiene algunos propósitos que vamos a exponer a continuación:

Beneficios de una dieta alcalina

El principal beneficio de una dieta alcalina es el de equilibrar el pH de nuestros fluidos corporales y de esta manera ser más inmunes a enfermedades que son derivadas de una alimentación ácida. Hay estudios que sustentan que la injerta de alimentos ácidos es el causante de muchas enfermedades actuales y se debe a que estos alimentos alteran el pH de nuestro organismo haciéndolo más vulnerable y por lo tanto más propenso a enfermar.

Los alimentos alcalinos o alcalinizantes retrasan la pérdida ósea, ayudado en el crecimiento y preservación de los huesos a cualquier edad. La dieta alcalina es un buen combatiente a la osteoporosis.

Es un buen aliado para mantener la salud arterial correctamente y evitar enfermedades cardiovasculares y ataques al corazón.

Una dieta alcalina se basa en el consumo de verduras frescas, frutas, granos enteros y legumbres frente a los alimentos procesados, carnes, azúcares… eso hará que llevando una dieta mucho más saludable perdamos peso y por lo tanto nos sintamos mejor con nosotros mismos.

El consumo de verduras, frutas y legumbres aportará una gran cantidad de fibra a nuestro organismo que regulará nuestro tránsito intestinal y seremos más regulares a la hora de ir al baño.

Dejar de banda alimentos procesados y grasientos incrementará nuestros niveles de energía que se ven mermados con la ingesta de grasas saturadas y alimentos pesados. Nos sentiremos más activos y más enérgicos.

Dejando de banda los beneficios físicos para nuestro organismo, una dieta alcalina nos hará descubrir alimentos que quizás no consumamos nunca o tan habitualmente y nuevos sabores. Hay una gran lista de alimentos permitidos en una dieta alcalina muy sabrosos.

Alimentos prohibidos de una dieta alcalina

Todas las dietas tienen alimentos prohibidos, alimentos que están absolutamente descartados y que no se pueden ingerir mientras se esté haciendo la dieta. Como ya sabéis, una dieta alcalina basa sus menús en alimentos alcalinos, los cuales harán que nuestro organismo se alcalinice y deja de banda los alimentos ácidos. Así que aquí va una lista de alimentos prohibidos de una dieta alcalina:

  • Aceitunas. Extremadamente calóricas y prohibidas en casi cualquier dieta.
  • Lentejas. Legumbre compuesta básicamente de almidón.
  • Maíz. Vegetal con pocos aminoácidos esenciales y alto índice de glucémico.
  • Frutas en conserva. Son almidonadas y normalmente contienen mucho azúcar añadido.
  • Pasas. Uva deshidratada que contiene un alto contenido de azúcares.
  • Galletas. Son cereales preparados con altos niveles de azúcar.
  • Macarrones, espaguettis y pasta en general.
  • Arroz. Es un cereal con una composición alta en almidón.
  • Mantequilla. Es un derivado de la leche de un alto nivel calórico.
  • Queso. Es un derivado de la leche con un alto nivel de grasa.
  • Helados. Son postres hechos a base de azúcar y por lo tanto prohibidos en una dieta alcalina.
  • Cacahuetes. A pesar de ser unos buenos combatientes contra el colesterol, su alto nivel de azúcar hacen de este fruto seco un alimento prohibido en una dieta alcalina.
  • Anacardos. Otro fruto seco alto en azúcares prohibido en una dieta alcalina.
  • Nueces. Fruto seco con el 50% de aceite y alto contenido de sacarosa.
  • Tocino. Carne roja alta en grasas.
  • Carne de res. Otra carne roja con alto nivel calórico aunque menos grasienta que la de tocino.
  • Marisco. Es un alimento muy ácido y prohibido en una dieta alcalina.
  • Salmón. Es un alimento con un elevado nivel de ácidos grasos.
  • Atún. Alimento muy proteico pero a la vez con niveles de ácidos grasos muy elevados.
  • Aceite de oliva. Es un derivado de las aceitunas y contiene un alto nivel de ácidos oleico.

Este listado de alimentos ácidos es solo una guía de la influencia que tendrán en el pH de su organismo. También varían sus componentes al ser cocinados o no, y dependiendo de cómo se cocinen podrán ser más o menos ácidos.

Hay muchos más alimentos prohibidos en una dieta alcalina, pero estos son los alimentos que normalmente se consumen más a menudo y que principalmente deberías evitar.

Cómo perder peso con una dieta alcalina

El propósito de casi todas las dietas, además de conseguir algún beneficio para nuestro organismo, es el de perder peso y ayudarnos a conseguir una figura más esbelta. Como ya sabéis, la dieta alcalina es una dieta conocida para prevenir algunas enfermedades y purificar nuestro organismo, ingiriendo alimentos alcalinos y dejando de banda los alimentos ácidos.

Cómo perder peso con una dieta alcalina es muy fácil, tan sólo se tiene que tener una idea clara de cuales son las frutas y verduras más alcalinas y consumirlas, evitando comer alimentos ácidos de tal manera que la relación sea de 80% de alimentos alcalinos y el 20% alimentos ácidos.

Si nos centramos en comer frutas y verduras y dejamos de lado alimentos ricos en grasas, así como cereales elaborados, azúcares y sales corrientes, conseguiremos reducir peso a la vez que depuraremos nuestro organismo y notaremos mejoras en nuestros niveles de energía. El consumo excesivo de grasas saturadas y grandes dosis de azúcar sólo aporta males a nuestro cuerpo y veremos que nuestro rendimiento diaria baja considerablemente.

Qué deberías tener en cuenta para perder peso con una dieta alcalina

  • Deberías eliminar de tu alimentación la bollería, los fritos, la carne roja y los quesos. Son alimentos que aportan una gran cantidad de calorías y no ayudan a perder peso.
  • Si eres consumidor de café, reduce la cantidad de azúcar que añades o elimínalo. Si no eres capaz de hacerlo, puedes sustituir el café por el té, recuerda que la teína es un excitante igual que la cafeína y al no ser tan amargo te será más fácil prescindir del azúcar.
  • Haz una lista de todas las verduras que te gusten e intenta no repetir cada día las mismas. De esta manera se te hará mucho más llevadera la dieta alcalina y podrás cumplir tu objetivo de perder peso.
  • Haz también una lista de todas las frutas e intenta ingerir la máxima variedad posible, evitando las que contengan altos niveles de azúcar como la piña o la sandía.
  • Atrévete con los jugos verdes, muy ricos en vitaminas, minerales y aminoácidos. Una forma menos monótona de comer verduras pero muy buena para perder peso con una dieta alcalina.
  • Bebe mucha agua de mineralización débil.

Es importante que sepas que realizar cualquier dieta es una tarea complicada, sacrificada y que requiere muchísima fuerza de voluntad. Además, no es suficiente sólo con hacer una dieta para tener un cuerpo sano del todo, debemos añadir ejercicio a nuestro día a día, tanto para acelerar la pérdida de peso como para tener mejor salud.

 

¿Qué es la dieta alcalina?

La dieta alcalina es la dieta de moda del momento. Si de verdad estás decidido a invertir en salud, deberías empezar a plantearte seriamente esta dieta que tanto está dando que hablar. Pero, ¿qué es la dieta alcalina?

La dieta alcalina es un tipo de dieta la cual mediante la regulación de la acidez y el pH de nuestros fluidos corporales, incluidos la orina y la sangre, podemos prevenir enfermedades y mejorar nuestra salud. Suprimiendo de nuestra alimentación la carne, aves de corral, grano, y aumentando el consumo de hoja, verduras crucíferas y allium, conseguiremos cambiar el entorno de la orina para evitar infecciones urinarias y cálculos renales.

La dieta alcalina es muy recomendada y utilizada por la medicina alternativa, que con sus menús, tratan de prevenir enfermedades cardíacas, los bajos niveles de energía de nuestro cuerpo y otras enfermedades como la osteoporosis. Además, la dieta alcalina ayuda a perder peso, y combinándola con un poco de ejercicio veremos resultados excepcionales.

La concepción de las dietas alcalinas, surgió del hecho que el pH de la sangre es ligeramente alcalino y el consumo de alimentos productores de ácido volvería el cuerpo más ácido y esto desembocaría en enfermedades. Además, la vida moderna incluye muchísima carne alterada a nuestra dieta y comidas preparadas en fábricas con químicos abundantes. Esta es la respuesta a esta saturación de comida poco saludable y el intento de remediarlo ofreciendo a nuestros cuerpos comida mucho más saludable y natural.

Beneficios de la dieta alcalina

  • Previene infecciones urinarias
  • Previene enfermedades cardiovasculares
  • Disminuye el riesgo de sufrir osteoporosis
  • Ayuda a perder peso
  • Purifica el organismo

Ahora bien, como todas las dietas, se tiene que tener cuidado, ya que la exclusión de ciertos grupos de alimentos podría dar lugar a una dieta menos equilibrada y por lo tanto, se deben seguir las indicaciones de los especialistas para no tener problemas de salud a largo plazo.

Hacer una dieta alcalina requiere de mucho esfuerzo y sacrificio (como casi todas las dietas), pero debemos pensar que la comida que ingerimos no es sólo medicinal, sino que cumple otras características mucho más apetecibles como: que sea deliciosa, vistosa, bonita y fácil de preparar. De esta manera, nos será mucho más fácil seguir con la dieta alcalina y conseguiremos los resultados que buscamos: regular el organismo, purgarlo y perder peso.